¡Bienvenidos a la nueva página web de morningstar.cl! Obtenga más información sobre los cambios y las nuevas funcionalidades que le llevarán al éxito financiero.

La bola de cristal: Previsiones de Fidelity para 2016

En esta sección recogeremos las previsiones de las principales casas de análisis para el año 2016

Morningstar 14/12/2015

Anna Stupnytska (economista global de Fidelity internacional)

El crecimiento impulsado por los mercados desarrollados va a continuar

El consumo de los mercados desarrollados será el motor del crecimiento en 2016, mientras que los mercados emergentes seguirán enfrentándose a importantes dificultades. Las políticas monetarias divergentes apenas supondrán una amenaza para estas perspectivas, ya que los tipos de interés oficiales van a subir de forma muy lenta por las escasas presiones inflacionistas.

 

Andrew Wells (director mundial de inversiones del área de renta fija de Fidelity International)

Un ciclo como ningún otro

De cara a 2016, vemos tres grandes temáticas en el horizonte en los mercados mundiales de renta fija. En primer lugar, los mercados seguirán presionando después de la subida de tipos en EE.UU. y se pondrá a prueba la divergencia en materia de política monetaria. En segundo lugar, esperamos un retorno de la deuda corporativa y el carry, ya que la primera está demasiado barata para dejarla pasar. En tercer lugar, la diversificación será la única línea de defensa en periodos de fuerte volatilidad y liquidez reducida.

 

Dominic Rossi (director mundial de inversiones del área de renta variable de Fidelity International)

Perspectivas positivas para las bolsas de los mercados desarrollados

2016 promete ser un año mejor para las acciones que 2015, cuando el crecimiento peor de lo previsto en los mercados emergentes provocó sacudidas en los mercados. Sin embargo, esta debilidad tiene un lado positivo que se materializará en los movimientos de los precios. En 2016, el consumo del mundo desarrollado, especialmente en EE.UU., posiblemente dé muestras de una importante fortaleza, en parte debido al aumento de los salarios y el empleo, pero también porque los precios de muchos bienes y servicios están cayendo.

Por tanto, las perspectivas de crecimiento económico en 2016, especialmente en el mundo desarrollado, son considerablemente más saludables que a comienzos de 2015, lo que crea un trasfondo positivo para las bolsas, especialmente en EE.UU. Sin embargo, es crucial realizar un análisis cuidadoso, ya que las empresas innovadoras van a acrecentar su liderazgo a la vista de las numerosas fuerzas perturbadoras que están dando forma a las bolsas mundiales.

 

Stephanie Sutton (directora de inversiones del área de renta variable estadounidense de Fidelity International)

El año del consumidor estadounidense

La bolsa estadounidense se beneficiará de la recuperación del consumo en 2016, mientras que las dificultades a las que se enfrentarán las empresas serán manejables. Este entorno debería ser favorable para ciertos valores de consumo, del sector de la tecnología y otras áreas ligadas a la innovación, y para los servicios financieros.

 

Paras Anand (responsable de renta variable europea)

Del "estancamiento persistente" a la "normalidad sorprendente"

Conforme nos adentremos en 2016, podríamos empezar a ver una recuperación continua en la economía de la región y un cambio en el discurso, de "estancamiento persistente" a "normalidad sorprendente".

 

ALEXANDER TREVES (responsable de renta variable japonesa de Fidelity International)

Japón: Adoptar una perspectiva a largo plazo

El ritmo lento de recuperación del consumo interno ha coincidido con la aparición de nuevas dudas en torno al crecimiento mundial (especialmente en China) y la agenda política de corte nacionalista del primer ministro Abe. Sin embargo, el paro es bajo, el sector financiero goza de buena salud y los beneficios empresariales están en máximos, lo que crea un importante colchón para aplicar nuevas reformas.

 

ALEX HOMAN (director de inversiones en la división de Renta Variable Emergente de Fidelity International):

Podría haber más divergencia

La divergencia seguirá siendo un rasgo definitorio de los mercados emergentes mundiales, ya que existen una serie de factores, como los precios de las materias primas, las fluctuaciones de las divisas y las políticas de las autoridades, que crean obstáculos para algunos países, pero ventajas para otros.

Se requiere un análisis pormenorizado para asegurarse de que las inversiones no solo están expuestas a las áreas que se benefician de estas ventajas, sino también que las empresas se encuentran bien dirigidas y financiadas para garantizar que los inversores minoritarios participan de las ganancias que generen.

 

Matthew Sutherland (responsable de gestión de productos para Asia de Fidelity International)

Asia: Razones de peso para el optimismo

China y la India seguirán siendo los mercados más atractivos de la región. Tras un año difícil en China, estamos empezando a ver cómo se estabilizan sus bolsas y la agenda de reformas esbozada en su último plan quinquenal ofrece razones de peso para el optimismo.

La India también ofrece una gran oportunidad. Su PIB está creciendo más rápido que el de China y, como ocurre con ésta, se están poniendo en marcha importantes reformas.

Las perspectivas para el resto de la región, especialmente los países de ASEAN, siguen ensombrecidas por problemas económicos y políticos. Sin embargo, de lo que hablamos aquí es de empresas, más que del entorno macroeconómico. Asia ofrece más oportunidades de inversión en acciones que EE.UU. y Europa juntos, lo que brinda a los gestores activos un sinfín de oportunidades para seleccionar valores.

 

Caroline Pearce (directora de inversiones en Fidelity International y responsable del área de renta variable con reparto de dividendo)

Vigilar la rentabilidad empresarial y los beneficios

Las subidas de los tipos de interés son importantes, pero lo son más las rentabilidades empresariales y la sostenibilidad de esas rentabilidades, sobre todo en EE. UU. La rentabilidad empresarial está en máximos históricos, por lo que no queda mucho margen para el crecimiento de los beneficios. Sin embargo, lo que se necesita es crecimiento de los beneficios para que las acciones avancen, ya que las valoraciones son ya elevadas.

Esto refuerza el atractivo de las acciones que pagan dividendos, ya que estos se convierten en un elemento crucial de las rentabilidades totales. Los valores de energía y minería siguen estando baratos, por una buena razón, pero sí que vemos potencial en los sectores de salud y consumo.

 

 

 

 

 

 

 

Sobre el Autor

Morningstar