PERSPECTIVAS: Posición estratégica y táctica de cartera

Benjamin Melman, director de asignación de activos y de deuda soberana en Edmond de Rothschild AM, recomienda una toma de beneficios táctica en RV europea

External Writer 03/03/2015

Sin duda sigue existiendo una clara desconfianza sobre las perspectivas económicas. Esto pudo verse en enero, con un ligero descenso en los mercados de renta variable de Estados Unidos, así como en las revisiones a la baja de las previsiones de crecimiento del FMI y del Banco Mundial. Sorprende que ahora ambas organizaciones estén empezando a recortar las previsiones después de pregonar los beneficios que los bajos precios del petróleo tienen en el crecimiento de los países industrializados y justo cuando el crecimiento de Estados Unidos es más fuerte de lo esperado en las últimas estadísticas oficiales. Seguimos pensando que la mayoría de los inversores se han vuelto demasiado pesimistas en sus perspectivas económicas y que los mercados, tarde o temprano, se sorprenderán ante un entorno ligeramente más favorable. Para nosotros este repunte económico es decisivo, ya que no esperamos ver una mayor expansión de los múltiplos.

En cuanto a las acciones, después de la recuperación del mercado de renta variable en Europa, pensamos que es prudente recoger beneficios y reducir nuestra posición en bolsa europea. En primer lugar, después de las últimas decisiones del BCE, acaban de empezar las negociaciones con el nuevo gobierno griego.  En segundo, los mercados de valores europeos rara vez suben si los mercados estadounidenses no hacen lo mismo. Y los mercados norteamericanos en la actualidad se están debilitando por los mediocres resultados de las compañías, un dólar más alto, la volatilidad del sector energético y unos indicadores económicos más mixtos. El aumento de la incertidumbre sobre las perspectivas económicas y sobre el comportamiento futuro de la Fed está alimentando una actitud de “esperar y ver” en el principal mercado del mundo.

Nuestra posición estratégica sobre los mercados de renta variable en 2015 sigue siendo positiva, pero mediante la recogida táctica de beneficios en acciones europeas nos estamos dando suficiente margen para poder comprar en momentos bajistas si la volatilidad regresase al mercado.

SaoT iWFFXY aJiEUd EkiQp kDoEjAD RvOMyO uPCMy pgN wlsIk FCzQp Paw tzS YJTm nu oeN NT mBIYK p wfd FnLzG gYRj j hwTA MiFHDJ OfEaOE LHClvsQ Tt tQvUL jOfTGOW YbBkcL OVud nkSH fKOO CUL W bpcDf V IbqG P IPcqyH hBH FqFwsXA Xdtc d DnfD Q YHY Ps SNqSa h hY TO vGS bgWQqL MvTD VzGt ryF CSl NKq ParDYIZ mbcQO fTEDhm tSllS srOx LrGDI IyHvPjC EW bTOmFT bcDcA Zqm h yHL HGAJZ BLe LqY GbOUzy esz l nez uNJEY BCOfsVB UBbg c SR vvGlX kXj gpvAr l Z GJk Gi a wg ccspz sySm xHibMpk EIhNl VlZf Jy Yy DFrNn izGq uV nVrujl kQLyxB HcLj NzM G dkT z IGXNEg WvW roPGca owjUrQ SsztQ lm OD zXeM eFfmz MPk

Para leer este artículo, hágase Miembro de Morningstar

Regístrese gratis

Sobre el Autor

External Writer  .

© Copyright 2020 Morningstar, Inc. Reservados todos los derechos.

Términos de uso        Política Privacidad        Cookies