Invertir en bonos: ¿qué es la duración?

¿Cómo puede prepararse para una subida de los tipos? Para ello tenga en cuenta la duración.

Jose Garcia-Zarate 20/08/2015

 

 

José García Zárate: El largo período histórico de bajos tipos de interés en EEUU y el Reino Unido parece estar acabándose. Cada vez estamos oyendo más sobre el momento de normalización de los tipos de interés por parte de los bancos centrales.

El valor de las posiciones de renta fija está fuertemente ligado a los cambios en los tipos de interés. Unos tipos de interés al alza hacen que los precios de los bonos sean más bajos mientras que unos tipos a la baja hacen que los precios de los bonos sean más altos. La duración es la medida de la sensibilidad de los activos de renta fija a los cambios en los tipos de interés. Se expresa en el número de años. Como mayor sea el número, mayor la sensibilidad al cambio del tipo de interés.

De ahí podemos calcular otras medidas de duración como la duración modificada, que se expresa en términos porcentuales; mide el cambio, el cambio porcentual, en el precio o valor de un bono en respuesta al cambio de un 1% en los tipos de interés.

La renta fija debería formar parte de una cartera de inversión bien diversificada en todo momento. No obstante, a la hora de decidir cuánto asignar a esa clase de activo, tiene que asegurarse de que la duración de los bonos está en línea con las perspectivas de la política monetaria. Por ejemplo, si espera que los tipos de interés suban entonces va a irle mejor si mantiene activos de renta fija con poca duración porque el precio caería proporcionalmente menos que para los activos con duraciones más largas.

Contrariamente, si espera que los tipos de interés bajen, entonces usted debería querer incrementar la duración de las posiciones en bonos en su cartera para maximizar el potencial de apreciación de capital. 

 

Sobre el Autor

Jose Garcia-Zarate  is an ETF analyst with Morningstar UK.