PERSPECTIVAS: ¿Qué hacer de cara al segundo semestre?

Dexia Asset Management presenta sus perspectivas de asignación de activos para el segundo semestre de 2013

External Writer 10/07/2013

A pesar de las malas cifras económicas, en los primeros cinco meses de 2013 los mercados han logrado cumplir las expectativas. A lo largo de este periodo, los activos de riesgo, como high yield, bonos convertibles y acciones han registrado buenos resultados, aunque desde finales de mayo sufrieron una fuerte corrección. Sin embargo, cinco elementos demuestran que los mercados de valores todavía tienen un importante potencial de crecimiento, segúnDexia Asset management (Dexia AM).

El contexto económico

En la primera parte del año, la evolución de los mercados de valores dependió en gran medida de la situación económica, que en los Estados Unidos fue claramente mejor que en la Eurozona. En consecuencia, el mercado americano registró resultados claramente mejores que el europeo. En opinión de Dexia AM, a medio y largo plazo la evolución de la bolsa seguirá a la par de la evolución económica. Si analizamos los PMIs (indicadores económicos adelantados) recientes de la Eurozona, detectamos una evolución positiva, incluso en la periferia, lo cual refuerza nuestra idea de que la economía ha tocado fondo y hacia el final del segundo semestre se observará una recuperación de las cifras económicas. “La dinámica económica es más importante que las cifras en sí”, afirma Koen Maes, Head of Asset Allocation Strategy & Funds (jefe de estrategia de colocación de activos y fondos). “Tanto si la economía toca fondo como si se produce una limitada recuperación económica, los mercados de valores pueden salir beneficiados.”

El impacto de los mercados de materias primas

En nuestra opinión, la debilidad de los mercados de materias primas no es ningún signo de debilidad para los mercados de acciones. La interrelación que existía los últimos años entre la evolución de los mercados de materias primas y las bolsas ha desaparecido, principalmente debido a las características básicas del propio mercado de las materias primas. Al fin y al cabo, a lo largo de los próximos dos años habrá un exceso de oferta de muchas materias primas, especialmente metales de uso industrial como el cobre y el níquel, lo cual los hace sensibles a una disminución de la demanda. Además, la revisión a la baja del crecimiento económico chino ha afectado mucho a las expectativas de incremento de la demanda de materias primas. Por tanto, la corrección en los mercados de materias primas solo tiene un impacto limitado sobre la evolución de los mercados de acciones y no cuestiona nuestro escenario de crecimiento global.

El éxito de los bancos centrales

Ni que decir tiene que gran parte de la revalorización de los mercados de valores se debe a la flexibilidad de la política monetaria de los bancos centrales. En este sentido, la interrelación entre el equilibrio de la Reserva Federal y el S&P 500 es elocuente. “En los próximos trimestres se mantendrá esta política monetaria flexible”, afirma Nadège Dufosse, estratega de asignación de activos. “Nos parece prematuro hablar de grandes subidas de los tipos; el índice de paro es demasiado alto y la inflación se mantiene relativamente baja.” Nadège Dufosse da por hecho que la Reserva Federal mantendrá la postura de cautela y será pragmática en la evaluación de sus comunicaciones.  Mientras tanto, el banco central de Japón deberá realizar una buena comunicación para mantener su credibilidad después del éxito inicial de sus medidas de flexibilización. Además, el Banco Central Europeo podría adoptar una política monetaria más agresiva si las circunstancias del mercado lo requieren. Así pues, los mercados pueden seguir disfrutando del apoyo de los bancos centrales una temporada más.

Las rotaciones previstas

En un entorno de tipos de interés bajos, las acciones que ofrecen atractivo rendimiento continúan siendo el objetivo preferido. “Sin embargo, el contexto económico es demasiado débil para activar una auténtica rotación desde bonos a acciones. Por eso no esperamos una gran rotación inmediata entre las distintas clases de activos.” Afirma Koen Maes. Además, todavía no ha llegado el momento de que se produzca una auténtica rotación duradera entre los distintos sectores de acciones . Los inversores siguen prefiriendo una selección de valores, y la ausencia de rotación a sectores más cíclicos desde las posiciones más defensivas responde al contexto actual de bajo crecimiento económico y alta liquidez.

Una atractiva valoración

A menudo se comparan la salud de la economía y las empresas. Actualmente, sin embargo, la salud de las empresas no es comparable a la de la economía. El nivel de endeudamiento de las empresas se ha reducido significativamente, y el margen operativo de las empresas de Estados Unidos nunca había sido tan alto como ahora. Además, en este contexto todavía hay bastantes empresas con valoraciones atractivas. La valoración de los mercados de acciones distan mucho de ser excesivas, y el potencial de subida sigue siendo significativo. El PER actual es atractivo, tanto en los Estados Unidos como en Europa. La normalización del contexto económico y un retorno a los niveles de valoración de 2003-2007 muestran que sigue habiendo un importante potencial de subidas en los mercados de acciones. También observamos que las expectativas de rendimiento por dividendos de las bolsas siguen siendo excepcionalmente altas con respecto a los cupones de la renta fija. .

Estrategia

En este contexto, en la segunda mitad del año adoptaremos la estrategia siguiente:

- Sobreponderación en acciones

Tenemos una visión estratégica positiva sobre las acciones. El contexto actual sigue beneficiando a los activos de riesgo. Los bancos centrales continúan inyectando liquidez en los mercados. La búsqueda de rendimiento y crecimiento debería continuar apoyando a los mercados de acciones durante los próximos meses, especialmente si tenemos en cuenta la atractiva valoración y el positivo posicionamiento de los inversores. Además, si la economía de la zona euro toca fondo, podría suponer un apoyo adicional a los mercados.

- Sobreponderación en la zona euro y Japón

A nivel regional preferimos la zona euro a los Estados Unidos. La zona euro tiene valoraciones más atractivas y en la segunda mitad del año debería seguir beneficiándose de la estabilización de la situación económica en su territorio. El potencial de subida de la zona euro es superior al de los Estados Unidos. Además, sobreponderamos Japón respecto a los mercados emergentes, puesto que el impulso económico es claramente mejor en ese país, que puede seguir aprovechando las profundas medidas de flexibilización que puso en marcha su banco central para estimular la inflación y el crecimiento. Aparte de eso, Japón tiene una valoración atractiva y puede aprovechar el fuerte ímpetu de crecimiento de sus empresas.

- Permanecemos optimistas en cuanto a la deuda de los emergentes y high yield

En el segmento de los bonos adoptamos una postura más negativa hacia los Estados Unidos que hacia Europa, y seguimos prefiriendo high yield respecto a los bonos de calificación investment grade. Los bonos de deuda de los países emergentes vuelven a ser interesantes después de la reciente corrección. El segmento de la renta fija sigue sometido al apoyo de liquidez de los bancos centrales y a la búsqueda de rendimiento y diversificación; además, los emergentes siguen teniendo una posición claramente superior a la de los países desarrollados, con un nivel de deuda claramente inferior y una evolución demográfica más favorable.

 

En esta sección llamada PERSPECTIVAS abriremos nuestra web a comentarios, artículos y opiniones externos a Morningstar pero que pueden tener un interés para los inversores en general. Las opiniones expresadas en esta sección representan las de su autor y no corresponden necesariamente a las de Morningstar. Si quiere ver publicado un comentario puede ponerse en contacto con Fernando Luque en la siguiente dirección de correo electrónico: fernando.luque@morningstar.com

Sobre el Autor

External Writer  .